El día de Martin Luther King, Lunes, 21 de enero, los Estados Unidos entró en la sexta semana del cierre del gobierno federal, lo que lo convierte en el cierre más largo de la historia de Estados Unidos.  Agencias gubernamentales que no considerados proveedores de servicios esenciales no tienen los fondos suficientes para continuar operando y han sido cerradas hasta nuevo aviso, yeso incluye la división que manejalos procedimientos de remoción/deportación y los casos de asilo (“ICE”). Prácticamente hablando, Esto significa que todos los casos judiciales de inmigración que fueron programados para audiencias durante el período de cierre han sido cancelados y serán reprogramados para fechas futuras cuando el gobierno vuelva a abrir.

 

Dado que el retraso de los casos de inmigración en espera de adjudicación ya era de dos a tres años ANTES del cierre, la actual ausencia de personal y la reorganización de los casos de remoción en las cortes, es probable que el cierre aumente los retrasos significativamente. Para algunos inmigrantes, como aquellos que enfrentan remoción/deportación que no califican para beneficios permanentes de inmigración, este retraso puede ser bienvenido.  Para otros, sin embargo, tales como solicitantes de asilo que no están seguros de su futuro y separados de sus familias en el extranjero, este retraso puede ser devastador.   También es posible que el cierre termine causandola cancelación y reprogramación de los casos programados para las semanas y/o meses inmediatamente posteriores a la reapertura del gobierno, que tendrán que luchar para reiniciar los procesos administrativos normales (incluyendo las transferencias de archivos y presentación y revisión de pruebas) después del cierre.

 

El departmento de ciudadanía y servicios de inmigración (“USCIS”), que resuelve la mayoría de las solicitudes de beneficios de inmigración para los inmigrantes no ser Estados Unidos afectado por el cierre, que adjudica peticiones de trabajo y familiares sigue abierto y procesando aplicaciones.  Esto se debe el presupuestode USCIS está basado en honorarios y no depende de los créditos federales para mantener las operaciones. Hasta ahora USCIS ha indicado que no se espera que el cierre apagado afectará al procesamiento de los casos.

Es importante destacar que las solicitudes de asilo afirmativa (solicitudes de asilo presentadas ante el USCIS por inmigrantes que no están en procedimientos de remoción en el tribunal de inmigración), que no requieren un arancel para poder presentar el caso, siguen siendo adjudicadas de acuerdo con la orden de procesamiento, que es procesado en orden cronológico.  Esto significa que las personas que presentan una solicitud de asilo afirmativa este mes pueden anticipar conseguir una entrevista en entre seis y ocho semanas de presentación. La oficina del ICE de operaciones de ejecución y remoción (“ERO”), que es el componente de aplicación de ICE que emplea a los oficiales de deportación que la mayoría de las personas comúnmente piensan cuando se refiere a ICE, sigue siendo plenamente operativa.  Esto significa que las personas que han programado check-in con ICE y/o sus oficiales de deportación deben informar a su check-in durante el cierre, o corren el riesgo de ser clasificado como un “fugitivo extranjero “y inmediatamente deportados de los Estados Unidos.

 

La abogada de defensa de remoción de SMA Kate Chaltain fue entrevistada recientemente por The Daily Beast sobre el efecto del cierre del gobierno en los clientes en los procedimientos de remoción.  Puedes encontrar el artículo Aquí:https://www.thedailybeast.com/Trump-Shutdown-pushes-Desperate-Migrants-to-the-Brink

 

Si quieren contactar a la Sra. Chaltain con preguntas o para programar una consulta de inmigración pueden hacerlo escribiendole al kchaltain@smalawyers.com.