Para empresas en el extranjero que sueñan con expandir su negocio a los Estados Unidos, la visa de transferencia entre-compañía (L-1) puede ser la solución. SMA se especializa en Visas L-1, lo que permite a las empresas comenzar un negocio de inicio en los EE.UU. y enviar un gerente o ejecutivo para ejecutar el plan de expansión empresarial de la empresa. Esta visa se puede renovar hasta un total de siete años y también puede servir como una plataforma para una solicitud de tarjeta verde.

La compañía puede transferir ejecutivos, gerentes o empleados con conocimientos especializados, con el requisito de que esas personas estén trabajando actualmente, o hayan trabajado durante al menos un año continuo en los últimos 3 años para la entidad extranjera antes de aplicar. La empresa extranjera debe estar relacionada legalmente a la empresa estadounidense, que actúa como patrocinador de la visa. La relación jurídica entre las entidades debe ser válida y suele ser una relación madre/filial. Con el fin de ayudar a las empresas start-ups, SMA trabaja con otros abogados especializados para garantizar que se hayan implementado todos los pasos previos a la aplicación, incluido la incorporación de la entidad estadounidense, la generación de sus documentos de su formación legal, asistencia con el armado del plan de negocios que se necesita para el visado, y  finalmente ayuda con todo el proceso de petición la de visado hasta que la visa sea adquirida.

Para empresas multinacionales ya establecidas con una política de rotación internacional de personal de nivel directivo o con la necesidad de trasladar empleados con conocimientos especializados para implementar, o ayuda con la apertura de nuevas oficinas o la instalación de nuevas tecnologías, SMA también está para ayudar.