El 1 de mayo, los posibles empleadores que patrocinaron a los candidatos para las visas H-1B comenzaron a recibir notificaciones en cuanto a los casos relacionados con los cupos de maestrías americanas. En el mes que estar por venir, los empleadores descubrirán el destino de la lotería a ciegas utilizada para determinar cuáles peticiones H-1B serán adjudicadas.

Cada año el 1ro de Abril USCIS comienza a aceptar las peticiones H-1B. Existe solo un límite de 65,000 visas para los titulares de maestrías no-estadounidenses y luego 20,000 adicionales para los titulares de maestrías estadounidenses. Debido a que el límite es tan bajo, este año (2019) solo se aceptaron peticiones durante 5 días y después contaron el número de peticiones que se habían presentado y fueron casi tres veces más las solicitudes que se sometieron que los cupos disponibles.

Hicieron una lotería a ciegas, y de esa manera eligieron las peticiones a ser adjudicadas. Los solicitantes que no logren ingresar, sus solicitudes serán retornadas a sus posibles empleadores en las próximas semanas. Para hacer esto aún más complicado, el número de denegaciones bajo la administración de Trump es 5 veces mayor en comparación con la administración de Obama, por lo que el número de las posiciones que se están llenando deja una brecha de 50,000 posiciones que no están siendo llenadas, lo que hace que la oferta y la demanda sean mucho más altas en favor de las que se encuentran actualmente en el estado H-1B.

¿Qué pasa con todos esos candidatos que se quedan por fuera? Todos los candidatos que queden por fueran tendrían que buscar otras opciones, si las hay, como por ejemplo las visas J-1 o H-3, iniciar sus propias compañías con una visa E-2, ir a casa o adonde las ofertas de trabajos los lleve.

¿Qué pasa con los empleadores? Lo que muchos empleadores hacen es comenzar a buscar agentes libres y eso es lo que se denomina posibilidad de “transferir/trasladar” la visa H-1B. Lo que significa que el empleador toma un titular H-1B ya existente y lo patrocina para ser transferidos a su compañía.

Hay cientos de miles de ciudadanos extranjeros actualmente con visas H-1B, y tienen la capacidad de “transferir/trasladar” a otros empleadores en cualquier momento. Las cartas de la lotería H-1B hacen que estos agentes libres sean mucho más comercializables, y esto, en combinación con las altas tasas de negación de las nuevas peticiones bajo la administración de Trump, hace de estos individuos una opción mucho más atractiva, o realmente la única opción que queda para muchos de estos empleadores.

Si eres actualmente titular de una Visa H-1B, es hora de comercializar tus habilidades y encontrarte un salario mejor pagado o  si eres un empleador que tenía posiciones programadas para nuevas contrataciones H-1B, es hora de encontrarte a alguien que ya esté en el mercado, y de esa manera puedas contratar tantos agentes libres H-1B como quieras patrocinar.

¡Que comience la temporada de transferencias H-1B!