En mi profesión, me hacen mucho esta pregunta. El equipo de SMA ayuda a muchas personas a obtener la residencia permanente en los Estados Unidos, ya sea a través del patrocinio de una empresa, el patrocinio propio (habilidad extraordinaria), las peticiones familiares o las solicitudes de asilo. El Fin o último paso es solicitar ser ciudadano americano de los Estados Unidos, pero no todas las personas toman esta decisión, lo que me hace plantearme la siguiente pregunta “¿Por qué no?”

Para responder, debemos identificar cuándo las personas pueden convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos, y luego podemos abordar la pregunta sobre las consecuencias existentes de su pre-ciudadanía.

Para hacer la transición de una tarjeta verde a la ciudadanía Estadounidense., es necesario que el ciudadano extranjero presente su solicitud de naturalización. Dependiendo de dónde vive la persona geográficamente, este proceso puede tomar desde varios meses hasta más de un año. Si el cónyuge de un ciudadano Estadounidense ha sido residente por tres años y aún reside con su cónyuge, puede calificar. Otros familiares directos pueden calificar después de cinco años de residencia legal. Los ciudadanos extranjeros patrocinados por el empleo y auto-patrocinados pueden calificar después de cinco años como residentes permanentes. Los asilados pueden solicitar la naturalización después de cinco años como residentes permanentes, un estatus que se les otorga aproximadamente un año después de que se aprueben sus solicitudes de asilo.

El mundo ha cambiado enormemente desde que los inmigrantes ingresaron a la Isla Ellis y otros puertos de entrada a fines del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. En aquel entonces, los inmigrantes nunca miraron hacia atrás y convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos era el objetivo final, esto sin preocuparse por el efectoque esteacarrea sobre otras nacionalidades. Hoy en día, muchas personas se preocupan por las implicaciones fiscales, la presencia física y los impuestos de salida o impuestos permanentes al momento de adquirir otra ciudadanía. Muchos prefieren venir, ganar dinero, trabajar, estudiar y luego irse a casa. La ley de inmigración de los Estados Unidos impone restricciones a la ciudadanía basadas únicamente en la nacionalidad del solicitante, pero las naciones extranjeras en las que nacieron o si tienen pasaportes dobles pueden ser anuladas (os)si se convierten en ciudadanos de los Estados Unidos, por esa razón muchas personas prefieren no solicitar la ciudadanía Estadounidense.

Con respecto a la elegibilidad para la ciudadanía de los Estados Unidos, al final parece que los que no quieren, pueden y los que no pueden entonces quieren. En mi caso, fuiuna persona que pasó por un proceso legal de nueve años para convertirse en un ciudadano de los Estados Unidos, sé que todas las cosas que he logrado no hubieran sido posibles si no me hubiera hecho ciudadano. Aprecio esta oportunidad de soñar y esforzarme cada día para alcanzar esos sueños. Es posible que los nacidos en los Estados Unidos nunca puedan entender esta perspectiva. Naces libre y solo te tienes a ti mismo para limitar tus oportunidades o no perseguirlas. Los clientes de SMA aprecian el espíritu del sueño Americano y ayudamos a muchos de ellos a convertirse en ciudadanos estadounidense, guiándolos por caminos únicos para llegar a su destino: llegar a convertirse en ciudadanos estadounidense.

Así que volvamos a la pregunta: “¿Por qué convertirse en un ciudadano de los Estados Unidos?” La respuesta es diferente para cada persona, y no hay ninguna duda en responderla cuando un inmigrante aún cree en el sueño Americano. La buena noticia es que para muchos de los que se hacen esta pregunta con dudas, hay muchos más que tienen las respuestas, y es por eso que este país continúa tejiendo el sueño americano del inmigrante en su ADN.